Testimonio de Luz – Mariana de Jesús Morales de Soriano «La Sangre de Cristo sanó a Mi Hija»

Por , junio 1, 2022

En noviembre del 2020 mi hija Verónica se enfermó gravemente de una afección autoinmune llamada Púrpura Trombocitopénica Trombótica, como fue diagnosticada luego de múltiples estudios. Presentaba un cuadro muy desalentador, con niveles muy bajos de hemoglobina y de plaquetas, coágulos en el cuerpo, en un ojo, etc. Diariamente había que transfundirla con sangre y con plaquetas extraídas mediante la técnica de plasmaféresis. Por gracia de Dios, mediante unos estudios y la muestra que mandaron a analizar en los Estados Unidos se determinó que su médula estaba bien, que producía sangre suficiente. El problema se presentaba al entrar al torrente sanguíneo, provocando la situación antes señalada. En ese período y antes de poder someterla a las terapias requeridas, sufrió una trombosis cerebral. Este ACV la dejó inconsciente por varios días; por lo que, en medio de esa gravedad, fue trasladada a la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de la Plaza de la Salud para iniciar con las terapias de plasmaféresis requeridas.

Mientras mi hija estaba luchando por su vida y los médicos hacían su mejor esfuerzo, como profesionales de la salud, mi familia y yo pedimos oración por ella. Se formaron varias cadenas de oración de hermanos católicos y de otras denominaciones cristianas, tanto en nuestra República Dominicana como en los distintos países donde se enteraron de la grave situación de salud de mi hija. Nos pusimos de acuerdo para pedirle al Señor Jesús que le diera su Sangre y así purificar la sangre de Verónica.

Los doctores no contaban con que ella se levantaría de esa cama, temían que en cualquier momento presentara una hemorragia y falleciera. Por otro lado, nosotros clamábamos misericordia al que todo lo puede, al que derramó su Sangre en la Cruz del Calvario por ella y por todos nosotros pecadores.
Para sorpresa de los médicos y para la gloria de Dios, mi hija reaccionó. Despertó y empezó a hablar preguntando donde estaba ella y dónde estaban sus hijas. Le llevamos una fotografía de sus 2 niñas y una imagen de Jesús, para que ella también orara a Jesús y recuperara su salud. Ella nos contó que varias veces al día oraba y abrazaba la fotografía de sus hijas y del Señor de la misericordia.
Recuerdo que un domingo participé en la Misa de las 7:00 de la mañana, en una de las capillas de mi Parroquia, y cuando el sacerdote levantó el cáliz con la Sangre de Cristo yo me arrodillé, le adoré y clamé a Él -diciéndole que por su gran misericordia, le diera al menos “una gota de su sangre” a Verónica. Ese mismo día, cuando pude entrar a verla, el doctor me dijo que ya los niveles de hemoglobina habían empezado a subir, que no la iba a transfundir más. Yo sentí que mi oración y la oración de tantos hermanos fue escuchada y que el Señor le había dado su Sangre.
Pasado varios días, me contaron algunas hermanas de esa misma capilla que mientras intercedían por mi hija, dos días después de esa experiencia que viví, el Espíritu Santo les dio a conocer que Jesucristo le había dado su Sangre a Verónica. El Señor nos hizo el milagro que tanto le habíamos pedido con fe firme y confiada.
De ahí en adelante, su recuperación fue progresiva hasta pasarla de cuidados intensivos a una habitación, porque ya su hemoglobina y sus plaquetas estaban en los niveles normales. Luego fue dada de alta para seguir la recuperación en la casa. Como todo lo que Dios hace, su sanación fue completa, “no quedó con lesiones cerebrales”.
Hoy seguimos dando honra y gloria al Señor Jesús por el milagro que hizo en Verónica. Y eso que hizo en ella también lo puede hacer por ti, solo hay que orar con fe, confiando en la Misericordia de Dios, pues Cristo es el rostro de la Misericordia del Padre.

 

Mariana de Jesús Morales de Soriano
“Ministra extraordinaria de la Eucaristía” (Parroquia Santa Luisa de Marillac). /

“Servidora en la Predicación” (Renovación Carismática Católica)

COMENTARIOS

¡Deja un comentario!

OTROS TESTIMONIOS
CARGAR MÁS
TU TESTIMONIO
Comparte tu testimonio

SOMOS: Una revista mensual que contiene las lecturas bíblicas de la liturgia de cada día, acompañadas de reflexión, oración y un propósito diario. Tiene el legado de evangelizar divulgando el mensaje de salvación.

Inscríbete a Nuestro Boletín

Y se el primero en recibir las últimas noticias y novedades de nuestra revista y website.