Estoy sufriendo de depresión y me siento muy mal

septiembre 12, 2018

Hola les escribo para que oren por mí, estoy sufriendo de depresión y me siento muy mal.

Gracias por escribirnos a continuación te compartimos, a ti y a otros hermanos, que pueden estar pasando por esta misma situación, los consejos de una de nuestros psicólogos clínicos que nos colaboran en esta sección de Consejería.

Sobre la depresión

Diversas causas influyen para que el ser humano tenga sentimientos de tristeza o decaimiento en algún momento de la vida pues estos son reacciones normales ante situaciones como desilusiones, una pérdida inesperada (empleo, pareja, familiares y/o amistades, entre otros) sin embargo cuando estos sentimientos se incrementan y trascienden en el tiempo estos pueden afectar su capacidad para el desenvolvimiento en el área laboral y social.

Es importante destacar que cualquier persona puede padecer depresión pero existen elementos de riesgos que lo hacen vulnerable como por ejemplo los antecedentes familiares, haber estado expuesto a situaciones de abuso de cualquier tipo o vivencias muy estresantes, la exclusión o falta de apoyo, asimismo como niveles muy alto de agentes químicos que actúan en el cerebro que pudieran ser hereditarios, entre otros.

Un sistema de alerta pudiera ser si experimenta síntomas como insomnio, falta de energía, interés en salir, pérdida de apetito y de peso, disminución en la capacidad de concentración, pensamientos automáticos y frecuentes con ideas suicidas o de algún plan para cometer el hecho es por esto que la prevención forma un papel fundamental y para esto te muestro una serie de actividades que es importante integres a tu vida.

Conecta con Dios: muchas veces lo que la persona experimenta es vacío existencial ya que carece de Dios en su vida, no lo conoce de manera que no reconoce que Él nos ama y tiene un plan para cada uno de nosotros pero debemos buscarlo, alimentar nuestra fe mediante a la oración y formando parte de una comunidad proporcionará salud espiritual y mental.

  • Conserva tu red de apoyo: esto incluye familia, amigos y relacionados, llámales y dedícales tiempo, estos son los que estarán al pendiente de ti cuando lo necesites.
  • Conecta contigo: conócete y dedica más tiempo a lo que te gusta hacer, no te castigues tanto pues mereces lo mejor.
  • Cuida tu salud: dentro de tus actividades saca tiempo para hacer alguna en el área deportiva esto te ayudará tanto físicamente como mentalmente, te sentirás con más ánimo, por otro lado asiste a tus chequeos médicos rutinarios anualmente.
  • Realiza una labor social: existen diversas fundaciones que buscan voluntarios, identifica cual tipo de actividad te gusta y forma parte de ella, saber y sentir que aportas algo positivo en la vida será trascendental para ti y los demás.

Si sientes que realizando actividades como estas los sentimientos de tristeza incrementan no dudes en buscar ayuda, visitar un profesional de salud mental será la mejor opción ante cualquier tipo de situación que crees no poder resolver ya que este lo afrontará desde otro ángulo y aportará herramientas con la finalidad de tener un abordaje de mayor exactitud.

Recuerda que eres muy importante para Dios y tu familia,

Y para finalizar quisiera hacerlo con esta frase de Carl Jung el cual decía *Yo no soy lo que me sucedió, yo soy lo que elegí ser*

COMENTARIOS

¡Deja un comentario!

OTROS CONSEJOS
CARGAR MÁS
PIDE CONSEJO
Envíanos tu pregunta

En esta sección queremos brindar ayuda y orientación a nuestros lectores buscando la asesoría de especialistas de acuerdo a su situación presente. Déjanos tus preguntas o casos, estaremos dando respuesta con la discreción necesaria.

Inscríbete a Nuestro Boletín

Y se el primero en recibir las últimas noticias y novedades de nuestra revista y website.